BlogIndustria 4.0 y tecnología

Industria 4.0 y tecnología son dos elementos evolutivos que están cambiando drásticamente los sistemas de producción y consumo de bienes y servicios que se conocen. El primero es considerado la Cuarta Revolución Industrial. En conjunto, ambos son el paso definitivo hacia un modelo más eficiente y sostenible, en opinión de especialistas optimistas. Para los escépticos y apocalípticos, en cambio, representa una peligrosa sustitución del trabajo humano que llevará las cifras del paro a niveles inimaginables.

Lo cierto es que Industria 4.0 y tecnología son fenómenos que están influyendo progresivamente en el funcionamiento de las empresas y su manera de competir. Además, sus consecuencias se perciben en los movimientos de los mercados donde éstas se desenvuelven.

Industria 4.0 y tecnología: un concepto asociado

La Industria 4.0 puede definirse como la aplicación de sistemas y procedimientos basados en tecnología de última generación dentro de las organizaciones, con la finalidad de optimizar sus operaciones y la productividad en general. Esto implica integrar las etapas de la cadena de valor en su totalidad mediante la digitalización de productos y servicios.

De esta manera, Industria 4.0 y tecnología conforman un binomio inseparable cuya aplicación es decisiva en las organizaciones para mejorar su rendimiento y competitividad.

Industria 4.0 y tecnología: la revolución digital

La denominación Cuarta Revolución Industrial que se le atribuye a la Industria 4.0 tiene una lógica histórica, ya que esta realidad viene precedida por tres hitos que consolidaron el sistema de producción en serie de bienes de consumo conocido hasta ahora:

  • La invención de la máquina de vapor,  que impulsó el funcionamiento de equipos mecánicos.
  • La incorporación de la ingeniería eléctrica, decisiva en el incremento de la fabricación masiva.
  • El desarrollo de los microprocesadores, que introdujo la digitalización de herramientas e instrumentos de control. Es la etapa que perfiló el concepto de Industria 4.0 y tecnología que se desarrolla actualmente.

Tecnología e industrialización 4.0: las herramientas

El aspecto que establece la diferencia de esta cuarta era es la introducción de nuevos actores más poderosos y versátiles en el proceso productivo. En primer lugar, surge Internet, que significó una disrupción en todos los ámbitos de la comunicación. Luego, fueron desarrollándose avances conexos y relacionados: Internet de las cosas, Inteligencia artificial, robótica, nanotecnología, Big Data y soluciones cloud entre otros.

Estos elementos han permitido la comunicación eficaz entre las personas, las máquinas y los productos. Esto ocurre mediante la conformación de una interconexión inteligente y en red a lo largo de los procesos operativos y de negocio. De esta manera, es posible lograr mayor eficiencia en la cadena de suministro y obtener información valiosa de los consumidores.

En las fábricas inteligentes, que asimilaron el concepto Industria 4.0 y tecnología, tanto sistemas como herramientas suministran información objetiva relacionada con procesos y estatus relevantes. Dichos sistemas se coordinan mutuamente e influyen en todas las fases de la producción, aplicando ajustes y mejorándolos. 

Industria 4.0 y digitalización en España, según PwC

Un estudio publicado en 2018 por la consultora PwC, indica que el nivel de digitalización de las empresas españolas alcanza el 43,6%. Esta cifra supera por unas décimas la media de los 26 países considerados en el informe juntos: 43,3%, lo que luce muy prometedor a primera vista.

Sin embargo, el mismo documento identifica cuatro categorías de organizaciones de acuerdo al alcance de su transformación tecnológica:

  • Líderes digitales (digital champions), cuyas cadenas de suministro y actividades administrativas, están automatizadas al máximo con herramientas de última generación. Lo mismo aplica a sus relaciones con los clientes y proveedores.
  • Innovadoras (innovators), cuyo nivel de adaptación al concepto Industria 4.0 y tecnología es ligeramente menor que al anterior. Sin embargo, su participación en ecosistemas de emprendimiento les permite obtener sus propios sistemas y softwares.
  • Seguidoras (followers), con estatus de digitalización aceptable y en proceso de incremento.
  • Novatas (novices), que presentan un nivel de transformación tecnológica incipiente.


Resultados del estudio de digitalización de PWC

Bajo estos criterios, la encuesta de PwC determinó que apenas el 5% de las empresas españolas consultadas se encuentran en el nivel digital champions. Mientras que el 47%  de las organizaciones se ubica en el de followers y 21% son consideradas novices.

Analizando estos datos con objetividad, puede inferirse que el sector productivo de España debe recorrer todavía un trecho muy largo para ubicarse en porcentajes más ventajosos con respecto a las naciones que ostentan mayores avances en la implementación del concepto Industria 4.0 y tecnología. Sin menoscabo de lo anterior, considerando que el promedio mundial de compañías líderes digitales, según la misma investigación, es de 10%, puede afirmarse que el 5% obtenido por el empresariado hispano es signo de un avance lento pero constante.

Digitalización en España: perspectivas según KPMG

Las organizaciones empresariales españolas tienen muy clara la necesidad de profundizar su proceso de conversión digital. Con esta iniciativa se proponen optimizar la productividad, atraer los mejores talentos a sus plantillas, diversificar su oferta e incrementar la facturación en el futuro cercano. Estos son los objetivos prioritarios del sector, según el estudio Perspectivas España 2019. En el camino de la Industria 4.0, presentado por la consultora multinacional KPMG.

Industria 4.0 y digitalización, principales datos del estudio de KPMG

De las 1.000 compañías analizadas en el citado estudio, el 68% tiene previsto mejorar sus procesos; mientras que el 52% están enfocados en desarrollar nuevos productos y servicios. Asimismo, un 37% plantea como prioridad avanzar en la transformación tecnológica.

Aunque un 55% de los directivos consultados piensa que la situación de la Industria no registrará variaciones con respecto al 2018 y el 25% cree que empeorará, la mitad de los encuestados tiene previsto incrementar sus inversiones en aspectos claves como: investigación y desarrollo (60%), contratación y formación de talento humano (58%), adquisición de soluciones tecnológicas (54%) y diversificación (48%).

¿Hacia dónde va la inversión en nuevas herramientas?

La mayoría de empresas que destinarán recursos a la incorporación de herramientas digitales muestran un interés particular en la captación y análisis de datos. La afirmación se desprende del tipo de tecnología que se prevé adquirir, según el mismo estudio de KPMG: Big Data y analítica avanzada (67%), procesos robóticos en la nube (52%), Automation RPA (37%), Machine Learning (22%), Inteligencia artificial (11%).

Hasta el momento, la automatización ha sido enfocada hacia las siguientes funciones: supply chain (42%), tecnología informática (14%), finanzas (9%), ventas (7%) y atención al cliente  (5%). Esta ultima cifra contrasta con el creciente interés de las empresas en los usuarios. Si algo se puede echar de menos en los estudios aquí citados es precisamente la relación entre digitalización y customer experience (aunque no sea lo mismo que soporte al consumidor).

El avance lento y seguro y seguro de las empresas españolas en la Industria 4.0

Si líneas arriba se habló de un avance lento pero seguro del sector productivo español  hacia la implementación total del modelo Industria 4.0 y tecnología, el 84% de los líderes entrevistados por KPMG aseguraron estar tomando medidas para acelerar la transformación digital en sus empresas, lo que indica una convicción muy fuerte sobre las ventajas que la tecnología generará a las organizaciones.