BlogCómo prepararse para una entrevista y tener éxito

Prepararse para una entrevista de trabajo de manera metódica y dejando poco a la improvisación, garantiza en buena medida el éxito del encuentro. No debería ser necesario recordar el nivel de importancia del primer acercamiento con una empresa en la que tenemos deseos trabajar.

 

Afinar todos los detalles antes de una cita de este tipo, además de ser una actitud responsable, demuestra respeto por el ejercicio de la profesión y por el tiempo que dispone la compañía en seleccionarnos y entrevistarnos. En las siguientes líneas, presentamos algunas ideas y recomendaciones para obtener los mejores resultados de estas entrevistas de trabajo.

Prepararse para una entrevista de trabajo desde la misma llamada

Es natural que una llamada para citar a una entrevista de trabajo provoque emociones encontradas en quien la recibe. Por eso, es importante superar rápidamente la euforia y la inquietud iniciales, para escuchar con atención las indicaciones y tomar nota de los siguientes datos:

  • Nombre de la persona que llama y su número de teléfono.
  • Fecha, hora y lugar de la entrevista.
  • Compañía y departamento que gestiona la cita.
  • Tipo de entrevista que realizarán (ampliaremos sobre este punto más adelante).
  • Nombre del entrevistador.
  • Datos del cargo para el que te llaman.

Investigar: la mejor forma de prepararse para una entrevista

Un buen protocolo destinado a prepararse para una entrevista comienza con una cuidadosa investigación. Es decir, recabando toda la información posible en relación a la firma que te convoca, el cargo que te ofrecen, el entrevistador y los canales en Internet que dispone la empresa.

 

Investiga sobre la empresa

Para saber más sobre la compañía es importante revisar los enlaces que aparezcan en la primera página de resultados de la búsqueda en Google. Obviamente, es imprescindible visitar su web site, seguir su blog y cuentas en redes sociales. En consecuencia, podrás enterarte de su trayectoria, la especialidad del o los negocios que abarca, así como de los productos y servicios que integran su oferta. Asimismo, es importante tomar en cuenta la misión, visión y valores por los que se guía la empresa. Incluso, es útil conocer los comentarios y niveles de satisfacción tanto de sus clientes como del staff.

 

El cargo a cubrir

Pregunta por la denominación de la vacante que pretenden cubrir contigo. De esta manera, es más fácil averiguar las skills requeridas para asumir el cargo y prepararte en consecuencia. Si no suministran esta información, por lo menos, pregunta qué departamento convoca la entrevista.

 

El entrevistador, clave al prepararse para una entrevista

Básicamente, existen tres posibilidades en relación a la persona que hace las entrevistas de trabajo: un encargado de la gestión de recursos humanos, el responsable del departamento y, en el caso de empresas pequeñas, el propio director o CEO. En cualquier caso, es recomendable ubicar a esta persona en redes sociales e investigar sobre él. Así podrás obtener cierta información por su actividad en redes sociales.

Saber el tipo de encuentro ayuda a prepararse para una entrevista

Conocer la modalidad del cara a cara otorga una enorme ventaja al momento de prepararse para una entrevista. En este sentido, te presentamos una clasificación muy básica:

 

Individual

Sólo participan en ella el aspirante y el entrevistador. Acorde a esta metodología, puede ser:

  • Dirigida. En otras palabras, utilizan un cuestionario estándar para todos los candidatos.
  • Libre. Se le permite al interlocutor hablar libremente de su experiencia, siguiendo únicamente la pauta indicada por el entrevistador.
  • Mixta. Es una modalidad muy frecuente de entrevista. Se trata de una combinación entre las dos anteriores: hay preguntas cerradas y oportunidad para desarrollar tu iniciativa.

 

Grupal

Es un tipo de encuentro que supone todo un reto aunque muy interesante desde el punto de vista de la empresa por sus objetivos. Consiste en reunir a un máximo de diez candidatos para plantearles una situación hipotética que deben resolver de manera conjunta. Entonces, el entrevistador evaluará la disposición para el trabajo en equipo y las habilidades como el liderazgo, la comunicación, la asertividad y la interrelación personal.

 

Si éste es el caso, conserva la calma, escucha y respeta la opinión de los demás, no pretendas monopolizar la interacción y aporta con humildad tus ideas.

Ensayar el discurso y las respuestas es indispensable al prepararse para una entrevista

Evita que los nervios te impidan dar a conocer a tu interlocutor lo más interesante de tu formación académica y tu experiencia laboral. Para lograrlo, puedes elaborar y ensayar un elevator pitch.

 

Prepararse para una entrevista con un buen Elevator Pitch

Nos referimos a un discurso de alrededor de tres minutos, en el que sintetizarás lo más relevante de tus estudios, experiencias de trabajo y habilidades. Igualmente, debes incluir lo que quieres aportar a la empresa. Esto es fundamental en el momento de prepararse para una entrevista.

 

Siguiendo esta línea, tu discurso debe ser convincente y atractivo, pero muy honesto. Ensáyalo varias veces, hasta que adquieras confianza y añádele mejoras con el tiempo.

 

Haz una lista de posibles preguntas y practica las respuestas

Apunta las preguntas que eventualmente pueden hacerte. A tal efecto, incluye las genéricas y aquellas referidas tanto a tu especialidad como al cargo que te ofrecen. Contesta y ensaya este cuestionario en frío, aunque no tengas una entrevista de trabajo pendiente.

 

Cuida tu reacción a la preguntas comprometedoras

Las preguntas comprometedoras exigen respuestas equilibradas y sinceras. En tal situación, podrías responder de la siguiente manera a cuestiones como estas:

  • ¿Cuáles son tus debilidades? Recurre a un punto débil que sea poco significativo.
  • ¿Estuviste en el paro? ¿Cuánto tiempo? Complementa la respuesta afirmativa con lo que hiciste durante el paro: cursos, entrevistas y trabajos temporales.
  • ¿Te han despedido? ¿Por qué? Si es afirmativo, debes responder con criterio, sin criticar a tus antiguos superiores y sin mostrarte como víctima.

Lenguaje no verbal, presentación personal y otros detalles para prepararse para una entrevista

 

La importancia del lenguaje no verbal al prepararse para una entrevista

Recuerda que un porcentaje significativo de la comunicación se expresa en lenguaje no verbal: gestualidad facial y corporal, postura, miradas, tono y volumen de voz, entre otros. Ten en cuenta las siguientes sugerencias:

  • Toma asiento en posición recta con los pies en el suelo. Evita cruzar las piernas.
  • Cruzar los brazos y esconder las manos no son posturas recomendables.
  • Escucha al entrevistador sin interrumpirle.
  • Mira a los ojos de tu interlocutor y asiente de vez en cuando para hacerle saber que prestas atención a lo que dice.

 

Prepararse para una entrevista cuidando la presentación personal

Asiste a la entrevista con la vestimenta adecuada y teniendo prudencia con elementos como el maquillaje y los accesorios. Al mismo tiempo, evita abusar de la informalidad en los ámbitos donde sea permitida.

Prepararse para una entrevista de manera permanente

Para finalizar, sugerimos dos acciones específicas enfocadas a prepararse para una entrevista de forma continua:

 

Mantén al día tu currículum

Recuerda incluir tus experiencias laborales y cursos realizados más recientes.

 

Completa y actualiza tu perfil de Linkedin

En la actualidad, muchas empresas recurren a los perfiles de redes sociales para la búsqueda de personal. La más reconocida en el ámbito profesional es LinkedIn. En la misma, podrás elaborar un perfil o marca personal de excelencia.

En nuestros programas de formación trabajamos soft skills que te permitirán gestionar mejor tus entrevistas de trabajo