Blog¿Cómo conseguir trabajar en una agencia digital?

Trabajar en una agencia digital de inmediato es la aspiración de muchos profesionales recién graduados en la especialidad de marketing. Por eso, si estás en esa situación, no es extraño que tengas ansiedad  por demostrar todo lo aprendido y lo que eres capaz de hacer. Obviamente, también necesitas generar ingresos y aspiras a que una empresa estable y prestigiosa se fije en tu currículum y en tu oferta de servicios.

 

Sin embargo, ya te habrás dado cuenta que el asunto no es tan fácil, ni tan rápido como pensabas. A menudo, nuestra estrategia de diseñar un CV atractivo y enviarlo a numerosas agencias, que tengan ofertas de empleo o no, está tardando en dar resultados. Posiblemente, tampoco encuentras que te contraten como freelance mediante alguna de las numerosas plataformas en línea.

 

A continuación, presentaremos algunas sugerencias que pueden serte útiles para acelerar tu contratación en una agencia de marketing digital. Igualmente, evaluaremos las diferencias entre trabajar para una empresa del sector de manera fija y ser un freelance que realiza proyectos para varios clientes.

¿Qué necesitas para trabajar en una agencia digital?

Para empezar, es importante revisar los aspectos que podrían estar causando la falta de interés por parte de las agencias hacia tu candidatura. En otras palabras, ¿qué está haciendo falta para que una compañía de marketing te llame con la intención de entrevistarte?

 

Establecer objetivos concretos

Necesariamente, los profesionales noveles en marketing han de plantearse metas muy claras respecto a su presente y futuro laboral. Por tanto, es conveniente concretar la misión y visión particular durante los estudios y no esperar a graduarse para definir cuestiones como:

 

  • Específicamente, ¿dónde y cómo quieres trabajar? En este caso, analiza si deseas ser integrante del departamento de marketing de una organización prestigiosa, trabajar en una agencia digital especializada o incluso ser autónomo

 

 

Experiencia

Uno de los requisitos más frecuentes de cualquier empresa al solicitar personal es tener experiencia en el cargo vacante. Algo complicado para un recién graduado, sin embargo el marketing es una de las pocas profesiones en la que es posible compensar la falta de trayectoria laboral usando la creatividad. Es decir, el secreto es mantenerse activo, realizando proyectos de marketing para alguna ONG, de manera voluntaria y/o para pequeños negocios de familiares o amigos. Es muy probable que no recibas dinero por ello; pero, a cambio, podrás presentar estas tareas como muestra de tu talento para poner en práctica los conocimientos adquiridos.

 

Formación continua

Por otro lado, es imprescindible buscar la manera de realizar cursos o un máster especializado en las áreas de tu preferencia.

El freelance como alternativa a trabajar en una agencia digital

Opcionalmente, es probable que puedas plantearte trabajar por proyectos en modo freelance, antes de conseguir trabajar en una agencia digital. Para ello, es recomendable recurrir a una o varias de las plataformas online que ponen en contacto a empresas con profesionales de marketing. En este caso, completa al detalle tu perfil, sin olvidar tu dossier de proyectos realizados hasta el momento.

 

Más adelante, hablaremos un poco del personal branding y la importancia de reflejarlo tanto en tu CV como en tu perfil en redes sociales. De momento, puedes consultar sitios web como: Workana, Infojobs, Twago, Freelancer o Upwork.

Ventajas y desventajas de trabajar en una agencia digital

Evidentemente, la evolución de las herramientas tecnológicas y la imparable expansión de Internet, cambiaron en forma dramática el trabajo en la mayoría de sectores productivos. Sin duda, el marketing no es la excepción, ya que es uno de los que mejor asimila las nuevas tendencias en organización empresarial. Por tanto, es factible que al comenzar a trabajar en una agencia digital te propongan un horario flexible o realizar tareas asignadas desde tu casa.

 

Entonces, no debería extrañarte ingresar en alguna empresa que valore la conciliación laboral y el bienestar de sus empleados. Por otro lado, la oportunidad de participar en una gran variedad de proyectos es un aspecto valioso para tu desarrollo profesional. También podrías sumar una interacción muy cercana con los gestores de la empresa y tus mismos compañeros, lo que favorece el trabajo en equipo.

 

Pero, en el entorno laboral no todo es ideal y eventualmente comprobarás algunas situaciones que requieren de buen criterio para comprenderlas y que no terminen decepcionándote. En ocasiones, la remuneración en agencias de marketing suele ser poco atractiva a cambio de la oportunidad de trabajar en empresas de gran prestigio, sobre todo para quienes son contratados por vez primera. Asimismo, la flexibilidad horaria muchas veces podría significar quedarse hasta tarde en la oficina para abordar proyectos urgentes.

 

De hecho, no todos los graduados en marketing se adaptan bien a la dinámica de una agencia. Si bien la estabilidad y las ventajas resultan convenientes, igualmente es frecuente el estrés, la falta de motivación y la alta rotación del personal.

La realidad de trabajar como freelance

Si te has planteado este modelo laboral, ten en cuenta que prestar servicios como freelance también tiene sus pros y sus contras. Si eres un profesional responsable que cumple con los encargos a tiempo, con calidad e innovación, podrás crearte una excelente reputación entre tus clientes. Esto último, implicará que puedas conseguir más contratos; pero gestiona bien tus pedidos ya que la acumulación de tareas pendientes puede afectar a la calidad de tu trabajo y al cumplimiento de los plazos. Para evitar esto, no descartes llegar a acuerdos con otros freelancers de confianza para compartir proyectos e intercambiar ideas.

 

Por otra parte, en el ambiente freelance es muy común la guerra de precios o clientes que proponen condiciones abusivas. Es una cuestión de principios: controla tus precios pero tampoco devalúes tu trabajo y trata de mantener tus tarifas en un rango adecuado.

Branding personal para trabajar en una agencia digital

Para finalizar, es recomendable elaborar con buen criterio tu personal branding para incrementar las posibilidades de trabajar en una agencia digital o como freelance exitoso. En pocas palabras, es necesario diseñar y plasmar mediante diferentes recursos todos aquellos elementos que identifican tu manera de asumir proyectos. Específicamente, debes expresar en varios soportes qué te hace diferente a otros profesionales, definir tus valores y demostrar tu creatividad.

 

De acuerdo con esto, el currículum vitae y tu carta de presentación son apenas parte de los medios con los que puedes construir tu marca personal. Como apoyo, cuentas con herramientas que, bien empleadas, pueden promover efectivamente tu propio posicionamiento: una página web, un blog y tus cuentas de redes sociales. Todos ellos, te dan la oportunidad de dar a conocer tu visión sobre el marketing; de compartir y comentar contenidos interesantes para tus posibles clientes.

 

Por último, no olvides que todo aquello que publiques debe tener relación con tu profesión y coincidir con los principios por los que quieras que te identifiquen. Tu futuro laboral depende mucho de la manera como gestiones tu marca personal.

En nuestros programas de formación te daremos ideas, consejos y claves para poder desarrollarte profesionalmente