Blog
marzo 27, 2020
Índice de Contenidos

El talento digital es un aspecto que adquiere cada vez más relevancia en una sociedad transformada por el desarrollo de las tecnologías de la información. Actualmente las empresas valoran mucho las competencias y actitudes de los trabajadores para adaptarse a entornos laborales, que evolucionan con la introducción de herramientas avanzadas.

No es para menos: la digitalización no es un fenómeno limitado a las grandes corporaciones con décadas de presencia en el mercado. Paralelamente, el surgimiento de startups y compañías nativas digitales en diversos sectores económicos también impulsa cambios evidentes en las solicitudes de perfiles profesionales y operativos.

De ahí que resulte indispensable para los directivos empresariales y las instituciones oficiales y privadas, incentivar la formación y desarrollo acorde al talento digital. Como veremos más adelante, aunque se trate de un proceso paulatino, esta capacitación requiere constancia y, sobre todo un criterio libre de prejuicios.   

¿Qué es el talento digital?

En concreto, podemos definir el talento digital como las capacidades y actitudes adquiridas por un individuo para emplear y sacar provecho de herramientas y soluciones basadas en tecnologías de la información

Evidentemente, el aprendizaje de dichas destrezas trasciende el ámbito de las nuevas carreras tecnológicas y se extiende entre la formalidad de cursos y posgrados y la formación autodidacta. Esta última, es posible gracias a la accesibilidad de ordenadores, dispositivos móviles y conexión a Internet por parte de un número creciente de usuarios.

Es importante recordar que, conjuntamente con el desarrollo de las TIC, las empresas de todos los sectores han incorporado equipos y soluciones informáticas en sus entornos. También encontramos la misma transformación en diversos gremios profesionales. De hecho, esto les ha permitido agilizar sus procesos e incrementar su productividad.

Hard skills y soft skills que perfilan el talento digital

Expertos señalan que para ser considerado un talento digital, un profesional u operario debería dominar por lo menos una especialidad o hard skill tecnológica. Para no hacer una lista tan extensa, nombraremos sólo algunas de ellas: 

  • Big Data.
  • Analítica.
  • Cloud computing.
  • Ciberseguridad.
  • Inteligencia Artificial.
  • Internet de las Cosas.
  • Diseño y desarrollo web.
  • Experiencia de usuario (UX) o interfaz de usuario (IU).
  • Aplicaciones móviles.
  • Posicionamiento SEO.
  • Community management.
  • Realidad virtual (VR) y realidad aumentada (AR).

Aunque parezca curioso, también es necesario que el aspirante ponga en práctica, como mínimo cuatro de los soft skills para ejercer de una manera competente sus competencias digitales. Entre éstas, podemos mencionar:

  • Adaptación a los cambios
  • Disposición al aprendizaje continuo
  • Capacidad de organización
  • Gestión del tiempo
  • Actitud para el trabajo en equipo
  • Facilidad para la comunicación
  • Inteligencia emocional
  • Empatía
  • Liderazgo

¿Por qué es importante fomentar el talento digital?

En la actualidad, muchas de las empresas que están asumiendo su transformación digital se encuentran con dos circunstancias muy particulares. Por un lado, la poca disponibilidad de profesionales en carreras digitales; según algunas investigaciones existen hasta seis vacantes por cada recién graduado en áreas tecnológicas. Por el otro, la posibilidad de capacitar al talento humano disponible en la organización para asumir el uso de las nuevas herramientas y soluciones.

En este sentido, los directivos se decantan por la formación de los integrantes de su staff al mismo tiempo que promueven el talento digital puertas adentro. De esta manera, se fortalece la política de motivación generando oportunidades de desarrollo profesional, en base a una acción efectiva para retener al personal.

Para este propósito, es imprescindible elegir una institución que facilite a las empresas diferentes opciones de capacitación para sus colaboradores. Si, como responsable asumes que la transformación digital es un proceso evolutivo que premia el entrenamiento constante, pero sin afectar la productividad, deberías seleccionar una alternativa de formación in-company. En este caso en particular, es preciso realizar un diagnóstico previo de necesidades en el que se identifiquen las áreas de conocimiento requeridas por cada departamento.

Igualmente es necesario que el proveedor de los programas formativos cuente con expertos cualificados y experimentados, idóneos para el aprendizaje de cada materia a enseñar. También es recomendable que la institución escogida imparta sus cursos bajo una metodología práctica, como learning by doing, que permita al participante aplicar los conocimientos recibidos de inmediato.

Formación del talento digital en todas las áreas de la compañía

Obviamente, el talento digital no se restringe al conocimiento y uso de herramientas y soluciones tecnológicas. También se trata de emplear dichos medios con criterio y enfoque en los objetivos de la organización. Por eso, es necesario que los programas de formación se adapten al sector en el que se desempeña la compañía y a sus requerimientos específicos.

Evidentemente, muchas compañías enfocan la formación en mayor medida en las áreas técnicas y de marketing para agilizar la relación con el cliente e incrementar las ventas. Sin embargo, sería ideal que las iniciativas de formación abarcaran todos los departamentos de la organización. Por tanto, debes decidirte por una empresa con vocación multidisciplinar, capaz de proveer conocimientos y destrezas en diferentes materias en tres áreas particulares:

Hard skills digitales

  • Capacitación en competencias digitales para todo pronóstico; marketing y comunicación digitales y negocio en línea.
  • Gestión de la experiencia del cliente (UX).
  • Growth Hacking
  • Plataformas digitales, Customer Relationship Management, ecommerce, estrategias de inbound y content marketing, data-driven y analítica; estrategias SEO y SEM, entre otras.

Transformación digital e innovación en gestión del talento humano

  • Digital Mindset 
  • Innovación centrada en las personas 
  • Transformación digital en la gestión del talento
  • Modelos organizacionales actuales y cultura corporativa 
  • Creatividad para la solución de problemas

Soft skills y habilidades directivas

  • Habilidades interpersonales y de comunicación, 
  • Gestión del tiempo
  • Team management
  • Liderazgo

Evolución de una cultura organizacional para promover el talento digital

Al igual que la transformación digital, la promoción del talento digital en las empresas requiere de convicción por parte de los directivos. Del mismo modo, es necesario que tenga lugar una evolución de la cultura organizacional, en el sentido de incorporar a los integrantes de staff como el activo más valioso. 

En esta perspectiva, formar y estimular al personal para adaptarse a las exigencias de la conversión tecnológica debe formar parte de los objetivos y valores de las compañías. Por lo tanto, la participación activa de los directivos en los procesos de formación del talento, ayuda a poner en situación el liderazgo respecto a este tema tan relevante.

Por último, te recordamos que EXE Digital Business School puede apoyar la capacitación del talento digital de tu empresa, in situ y bajo la conveniente metodología learning by doing.

  • Compartir esta publicación:

Opiniones de nuestros alumnos.

Últimas noticias.

Ver más