Blog
diciembre 11, 2019
Índice de Contenidos

El perfil de growth hacker o “estratega del crecimiento” busca incrementar de forma notoria y en muy poco tiempo el volumen de leads e ingresos de una empresa o startup. Un perfil muy atractivo y favorable cuando lo que se busca es llevar a cabo acciones de marketing y obtener resultados inmediatos.

Los growth-hackers con una buena estrategia de growth hacking tienen claros algunas de los siguientes conceptos:

  • El Growth Hacker se enfoca en los ingresos, no en los “vanity metrics” de marketing online.
  • Todas las empresas tienen un objetivo indiscutible: aumentar sus ingresos. Por ello los growth hackers buscan optimizar los ingresos por encima de cualquier cosa ayudándose del llamado Sales Hacking.
  • No hacen un seguimiento perfecto del embudo de ventas, sino que los especialistas en growth hacking se centran en medidas sobre la parte final del embudo de conversión, que es la parte definitiva donde el cliente está a punto de tomar la decisión de compra.
  • Se centran en la captación de nuevos clientes, mejorar campañas que puedan dar lugar a más oportunidades cerradas, y mejorar la rentabilidad de los clientes existentes.

La técnica fundamental de un buen Growth Hacker: ser ágil

La agilidad crea velocidad, quita obstáculos a la productividad y aumenta la producción, acelerando, así, el trabajo del Growth hacker. Todos los equipos de marketing deberían ser ágiles, aunque no todo lo “ágil” se centra en el marketing.

El hecho de que no exista una práctica de marketing ágil y normalizada para toda la industria, crea mucha confusión sobre la implementación del marketing ágil.

Existen formas más prácticas, sin embargo, para ayudar a los equipos de marketing a ser más ágiles: llevar a cabo standups (reuniones de pie) semanales o desarrollar hipótesis para proyectos de marketing.

La función principal de ser ágil puede considerarse la optimización para aumentar la eficiencia.

Fracasar rápido en el mercado

El error más común que hace que el crecimiento de una startup se estanque es no saber qué acciones de marketing son las que producen los verdaderos resultados.

La mayoría de las iniciativas de marketing y experimentos acaban muriendo. El peligro no está en un experimento fracasado sino en no saber si un experimento ha fracasado o no.

Para fracasar, primero hay que intentarlo. Debemos atrevernos, y aprender a equivocarnos.

Las funciones clave de un buen Growth Hacker

Las empresas no encuentran tan fácilmente esa idea que da lugar a un crecimiento explosivo sin haberse esforzado antes.

Aunque es verdad que un solo una acción puede suponer un gran cambio para el crecimiento de una empresa, seguramente habrían hecho 10.000 experimentos fallidos antes de dar con aquel que cambiaría su trayectoria para siempre.

Casi siempre, el crecimiento real es un resultado de muchas pequeñas repeticiones en vez de un único cambio drástico.

La reiteración también permite a los equipos comprobar a través de pequeños experimentos los proyectos que quieren hacer antes de dedicarles mucho tiempo o recursos.

Optimizar los ciclos de ventas

Los growth hackers destacan por tener presente todo el ciclo de ventas en lugar de solo una parte concreta. Conversión, retención, cierre de oportunidades, referente y apoyo son aspectos fundamentales para expandir un negocio y conseguir ingresos.

Cada sección del ciclo de ventas va a llevarnos a diferentes departamentos: marketer de ventas, desarrollo del producto, diseño, operaciones o éxito de cliente.

Los especialistas en marketing son quienes se centran en el panorama y crecimiento general. El Growth hacking puede aplicarse a todas las fases del ciclo de venta, no importa la industria o el tipo.

Crear el producto que la gente quiere

El Growth Hacker se concentra en ofrecer el producto que las personas quieren y que, a la vez, resuelva sus necesidades.
Si el cliente está satisfecho con el producto y acaba fidelizado, lo recomendará de forma gratuita, lo que significa una reducción importante de los costes de publicidad y marketing.

Centrarse en un target específico

Es importante saber enfocarse en un nicho determinado y no dispersarse. Esto permitirá focalizar objetivos y estrategias. Los Growth Hacker suelen ir primero a por aquellas personas que mejor se desenvuelven con las tecnologías ya que, una vez fidelizados, le ayudarán a recomendar el producto a otras personas.

Viralizar el producto

El Growth Hacker se pone en la piel de las personas para saber por qué contenidos se interesarían o cuáles compartirían. En base a los resultados obtenidos, se podrán establecer las estrategias adecuadas.

El growth hacker debe ayudar a mejorar el producto

Para que los resultados sean exitosos a largo plazo, el Growth Hacker debe concentrarse en los objetivos a corto y medio plazo, con el fin de seguir reteniendo clientes. Además de ello, es muy conveniente que utilice herramientas que midan los resultados y los porcentajes de conversión. Con ello, se puede ir mejorando el producto para adaptarlo siempre a las necesidades de los clientes.

  • Compartir esta publicación:

Opiniones de nuestros alumnos.

Últimas noticias.

Ver más