Blog
Soft Skills
enero 31, 2020
Índice de Contenidos

¿Cuáles son las soft skills necesarias para conseguir un buen trabajo en 2020? Seguramente, ya entiendes que en el entorno laboral actual, influenciado por la transformación digital, el dominio de una especialidad no es suficiente. Por eso, si te planteas esta pregunta, sabes que hoy las empresas más sólidas requieren de sus colaboradores un balance entre conocimiento y habilidades interpersonales.

De hecho, existe una larga lista de soft skills o habilidades blandas, todas imprescindibles para lograr un desempeño profesional óptimo. En efecto, dichas características actitudinales también influyen en la posibilidad de incrementar la productividad dentro de las organizaciones. 

Sin embargo, en este post haremos énfasis en las cinco soft skills más valoradas por los departamentos de gestión del talento humano hoy en día. En orden aleatorio, hablaremos de: gestión del tiempo, capacidad de adaptación, comunicación y storytelling, creatividad e innovación, así como también de la inteligencia emocional.

La gestión del tiempo entre las soft skill necesarias

En efecto, uno de los problemas a resolver en muchos ambientes laborales actuales es la deficiente organización de las tareas. Con frecuencia, no hay coordinación entre directivos y trabajadores sobre las prioridades y la cantidad de acciones a ejecutar en determinados lapsos de tiempo. En consecuencia, la sobrecarga de trabajo y el empleo de horas extras son comunes en estas compañías; lo que ocasiona estrés laboral y baja rentabilidad.

Por estas razones, los departamentos de recursos humanos consideran la gestión del tiempo como una de las soft skill necesarias y de mayor interés. Sobre todo, evalúan la capacidad de los candidatos a directores para establecer las prioridades y asignar las diferentes labores entre los integrantes del equipo. También, valoran la capacidad para organizar y concentrarse efectivamente en las tareas que les corresponden, evitando distracciones como conversar y revisar redes sociales.

Capacidad de adaptación

Ciertamente, la incorporación de soluciones tecnológicas innovadoras está impulsando cambios constantes en las empresas, tanto en los procesos como en la cultura organizacional. En este caso, no son extraños los conflictos entre la necesidad de transformación de las empresas y la resistencia de trabajadores y directivos.

En esta perspectiva, la adaptabilidad destaca entre las soft skills necesarias, ya que facilita las transiciones complejas en los sectores productivos. Precisamente, esta habilidad es entendida como la capacidad de entender y asimilar los cambios sin que ello afecte el cumplimiento de las tareas y objetivos.

Para este propósito, la motivación desde el liderazgo es fundamental. Por eso, tanto directores de departamentos como altos directivos deben ser convencidos inspiradores del cambio, para transmitir dicho valor a todos los integrantes de la plantilla.

Comunicación y storytelling: soft skills necesarias y novedosas

Sin duda, la habilidad de comunicarse debe ser considerada una condición inseparable del líder. Incluso, desde sus posiciones, los directores y responsables están en la obligación de estimular el intercambio constante de información entre los integrantes del equipo. 

De esta manera, es posible generar un ambiente de confianza bien entendido para asignar tareas, compartir iniciativas y reportar incidencias. Como veremos más adelante, la asertividad, la empatía y la inteligencia emocional son también habilidades complementarias para la comunicación laboral.

Por otro lado, es una tendencia en el ámbito de la comunicación dentro de las empresas emplear el storytelling como elemento motivador. Con este recurso, tomado del marketing, es posible utilizar historias para transmitir con mayor claridad lo que la empresa espera de cada trabajador. Con el mismo, muchos líderes están logrando también hacer más provechosas y estimulantes las reuniones de trabajo.

Por estas razones, la disposición y facilidad para la comunicación y el uso adecuado del storytelling apuntan a pasar de soft skills necesarias a obligatorias.  

Creatividad e innovación

Evidentemente, existe un temor extendido ante la posible pérdida de empleos como consecuencia de la adquisición de avanzadas herramientas tecnológicas. En tal contexto, creatividad e innovación se imponen como habilidades humanas aplicables en las tareas no rutinarias que las máquinas no pueden asumir.

Por tanto, las capacidad de encontrar soluciones originales a problemas comunes y la disposición para proponer ideas novedosas son soft skills necesarias en las organizaciones. Esto, por ser esenciales para diseñar nuevos productos y modelos de negocio, lo que hace más competitivas a las empresas en un mercado tan globalizado.

Además, creatividad e innovación son indispensables para optimizar los procesos, con lo que es posible mejorar las condiciones de trabajo y obtener mayor rentabilidad.

La inteligencia emocional destaca entre las soft skills necesarias

En las últimas décadas, las investigaciones y estudios realizados en torno a la inteligencia emocional confirman la compatibilidad de este concepto con el desempeño laboral. Por consiguiente, su inclusión entre las soft skills necesarias y más valoradas por los departamentos de RRHH no es ninguna casualidad.

En resumen, debemos recordar que inteligencia emocional no significa reprimir o controlar las emociones. Más bien, se trata de cambiar el patrón de respuestas emocionales ante eventos y estímulos específicos. 

Por ejemplo: un responsable sin entrenamiento en inteligencia emocional es propenso a enfadarse ante el error de un colaborador. Esta respuesta puede manifiestarse en gritos y malos modos hacia el trabajador. Peor aún, si este empleado tampoco ha practicado la sustitución de respuestas emotivas, podrá deprimirse o defenderse con improperios.

Evidentemente, la falta de una formación actitudinal basada en los principios de la inteligencia emocional puede acarrear problemas severos entre los integrantes del staff. Y, en consecuencia, tanto el clima laboral como la productividad de la compañía se verán gravemente afectadas.

En este orden de ideas, la empatía, considerada como una soft skill independiente, es también un pilar de la inteligencia emocional. Así, la empatía destaca como la capacidad de entender los argumentos y actitudes de un interlocutor sin necesidad de estar de acuerdo con los mismos.

De esta manera, mánagers y colaboradores empáticos y entrenados en base a la inteligencia emocional facilitan el trabajo en equipo y resuelven rápidamente conflictos eventuales. Por otro lado, son capaces de brindar una excelente atención al cliente y  de llevar a cabo negociaciones exitosas bajo la premisa win-win.

Es posible incluir las soft skills en tu formación

Una vez más, es necesario reiterar la necesidad de reforzar tu preparación profesional con las habilidades blandas requeridas para destacar en cualquier puesto de trabajo. Sin embargo, integrar ambos aspectos es posible, gracias a los másters y cursos de EXE. En la mayoría de nuestros módulos, recibirás conocimientos teóricos y prácticos en soft skills ; las descritas en este texto y en otras igualmente importantes.

¡Anímate a solicitar más información para conocer nuestra metodología y planes de estudio!

  • Compartir esta publicación:

Opiniones de nuestros alumnos.

Últimas noticias.

Ver más